Jon Arretxe

1.- CHARLAS SOBRE MIS VIAJES:


- Por medio de diapositivas y música:

Sáhara y Mali en bicicleta

De diciembre de 1992 a marzo de 1993. Saliendo de Melilla, entré en Argelia y crucé el país de norte a sur, incluido lo más crudo del desierto del Sáhara: el Tanezruft (“Allí donde no hay nada”). Tras continuar por Mali y Senegal, llegué a Dakar. Fueron casi tres meses de experiencias intensas, 3.600 kilómetros en bicicleta, que me posibilitaron el trato cercano y la convivencia con los africanos. Tras muchos viajes cortos, considero éste mi primer viaje verdadero, realizado en solitario y sin billete de vuelta. Lo cuento en el libro Tubabu.

Alta ruta del Karakorum en bicicleta

Junio, julio y agosto de 1994, más de1.600 kilómetros en bicicleta. Partiendo de Delhi, me dirigí hacia el noroeste, hasta entrar en Pakistán. Tuve problemas de deshidratación a causa del calor (más de 40 grados a la sombra todos los días). A través de la alta ruta del Karakorum, por el paso de Kunjerab (casi 5000 metros), entré en China. Tras vender la bicicleta en Kashgar seguí en autobús y tren hasta Pekín. De allí a Moscú viajé en el transiberiano.

De Amazonas a Mato Grosso en bicicleta

Junio, julio y agosto de 1995, más de 3.000 kilómetros pedaleando. Fui de Manaos a Cuiabá en bicicleta, cruzando por zonas selváticas peligrosas, donde tuve problemas con los jaguares y otros animales. También recorrí el pantanal matogrosense, santuario de miles de caimanes y multitud de especies de aves. Además viajé en autobús, y descendí en barco el río Madeira, donde entré en contacto con los indios Munduruku. Cuento este viaje en el libro Tuparen seme-alabak.

Sumatra en bicicleta

Julio y agosto de 1996, casi 2.000 kilómetros en bicicleta. Recorrí todo el norte de la isla de Sumatra, zona que sería devastada unos años después por el tsunami. Pasé por zonas de costa virgen y también de montaña selvática. Visité Banda Aceh, Bukittingi, bajé al cráter del lago Toba, subí al volcán Merapi…

India y Nepal en bicicleta

Octubre, noviembre y diciembre de 1997, más de 2.300 kilómetros en bicicleta. Partiendo de Manali, me introduje en la zona budista del Himalaya indio, que ya estaba prácticamente aislada ante la proximidad del invierno. Pasando por los pueblos más altos del mundo, estuve conviviendo con los monjes en varios monasterios. Luego seguí hacia Nepal, y desde Katmandú, ya en autobús y tren, visité la ciudad santa de Varanasi y Calcuta. Me basé en este viaje para escribir la novela Oroituz.

Pueblos de la Amazonia

Enero, febrero y marzo de 1999. Tomando como campo base Rio Branco, pasé casi tres meses en la Amazonia brasileña, y tuve la ocasión de convivir durante varias semanas con los indios Munduruku y Apurina, dentro de sus reservas prohibidas. Así conocí sus costumbres y hábitos, y tomé parte en sus ceremonias, tales como el rito de la ayahuasca.

De Estambul a Teherán en bicicleta.

Octubre y noviembre de 2001, más de 2.500 kilómetros en bicicleta. Hice este viaje poco después del atentado de las torres gemelas en New York, en una época de incertidumbre donde parecía peligroso para los occidentales viajar a países musulmanes. Partiendo de Estambul, crucé Turquía por la costa del mar Negro y luego por el Kurdistán y, superados algunos problemas de visados, pude entrar en Irán y llegar hasta Teherán, comprobando de primera mano cómo es en realidad el pueblo iraní. Conté este viaje en el libro Ekialdeko Mamuak.

Burkina Fasó en bicicleta

Enero y febrero de 2004, unos 1.500 kilómetros en bicicleta. Partiendo de la capital Uagadugu, aprovechando los contactos que tenía allí y la hospitalidad innata de los burkineses, conocí en profundidad la realidad del África Negra en el siglo XXI, pedaleando por un país muy poco turístico pero auténticamente africano. Pasé por Gorom-Gorom, Bobo-Diulaso, Banfora… y gracias al modo de transporte tuve un trato con el pueblo más directo que nunca. Conté este viaje en el libro Griot, Alma Africana.


- Con ordenador (Power-point):


2.- CHARLAS SOBRE LIBROS: